Microsoft nos enseña cómo estar atento al fraude en línea

 
  • Esté atento al fraude en línea

    Según la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos, el 31 % de las víctimas de robo de identidad son jóvenes.  Los adolescentes son víctimas potenciales porque suelen tener una buena calificación de crédito y un bajo nivel de deudas. Además, suelen tener menos experiencia que los adultos en resguardar la información personal.

    Algunos datos que deben conocer sus hijos para ser consumidores inteligentes y evitar el fraude en línea

    • Jamás se debe revelar la información personal. Jamás se debe revelar la información personal, como el nombre completo o la ciudad en donde se vive en un mensaje instantáneo (MI) o en una sala de chateo a menos que uno esté seguro de la identidad de la persona con quien está chateando.
    • Cierre su sesión en computadoras públicas. Si utiliza una computadora en una biblioteca o cibercafé, cierre por completo su sesión antes de partir.  Uno nunca sabe qué programas pueden tener instalados estos equipos o para qué sirven y bien podría tener programas registradores de pulsaciones en el teclado.
    • Cree contraseñas seguras y manténgalas en secreto. Para más información al respecto, vea el punto 1 que aparece arriba.
    • Use solamente sitios seguros. Si sus hijos realizan compras en Internet, deben asegurarse de que la URL en donde ingresan la información financiera comienza con https:// y de que muestra un candado amarillo en la esquina inferior derecha o bien una barra de direcciones de color verde.  Pueden hacer clic en el ícono o en la barra de direcciones para verificar los certificados de seguridad del sitio.
    • Identifique las actividades fraudulentas y denúncielas. Enseñe a sus hijos a reconocer los signos de advertencia del fraude de identidad: ofertas de tarjetas de crédito previamente aprobadas, llamados de agencias de cobro de deudas o estados financieros sospechosos.  Si su hijo sospecha que ha sido víctima de fraude de identidad, tome acción inmediatamente para mitigar el daño.  Póngase en contacto con su emisora de tarjetas de crédito, con su banco, con las tres agencias de crédito de los Estados Unidos y con la policía.  Cierre todas las cuenta fraudulentas e indique a sus hijos que modifiquen las contraseñas de todas sus cuentas de Internet.  Guarde registros de toda acción que haya tomado.

Fuente Centro de seguridad y protección de Microsoft Corp.

http://www.microsoft.com/es-xl/security/family-safety/childsafety-internet.aspx